Calcular la potencia

¿Cómo calcular la potencia que necesito?

¿Qué es la potencia?

La potencia eléctrica es la capacidad que tienen un suministro de luz para tener conectados diferentes aparatos eléctricos, se mide en kilovatios y corresponde al término fijo de la factura. Cuanta más potencia se tenga contratada, más se pagará. Pero si contratas menos de la que necesitas cuando estés utilizando varios electrodomésticos de forma simultánea el diferencial saltará y te quedarás sin luz, lo que supone un considerable problema en un negocio o una casa. Por otro lado, si contratas más de la que necesitas, estarás pagando de más, por un extra que en realidad no vas a utilizar.  Por eso, para ajustar al máximo el gasto energético, lo adecuado es elegir el tramo de potencia que realmente responda a tus necesidades.

¿Qué son los tramos de potencia?

Fueron regulados en 2006 en función de si es una instalación monofásica o trifásica.

INSTALACIÓN MONOFÁSICA
3.45kW
4.6kW
5.75kW
6.9kW
8.05kW
9.2kW
10.35kW
11.5kW
14.49kW

INSTALACIÓN TRIFÁSICA
10.392kW
13.856kW
17.321kW
20.785kW
24.249kW
27.713kW
31.177kW
34.641kW
43,648kW

La energía monofásica es más común en viviendas, tiene una sola fase y corriente alterna, con un voltaje de entre 220 y 230 voltios.

La energía trifásica es la que se recomienda para industrias y comercios, tiene tres fases y tres corrientes alternas, con un voltaje de 380 voltios y un equipamiento eléctrico que requiere de una potencia superior a 14,49 kW para funcionar.

En caso de que la potencia eléctrica que necesites no supere los 15 kW, no tienes por qué ceñirte a un tramo de potencia prefijado, y puedes contratar tu potencia eléctrica por múltiplos de 0,1 kW. Así lo estableció el Real Decreto 1164/2001 de 26 de octubre de 2018.

¿Qué potencia se recomienda?

Depende de las necesidades de consumo eléctrico. La decisión depende de cuántos aparatos eléctricos van a funcionar de forma simultánea. Además, si en un negocio hay electrodomésticos trifásicos, se necesita este tipo de instalación. En un electrodoméstico trifásico indica un voltaje de 380 V. En uno monofásico indica una potencia de 220 V.

Para una casa o pequeño comercio, el cálculo de la potencia a contratar sería el siguiente:

Y en lo que se refiere a la tarifa y dependiendo de los horarios de consumo, se puede optar por contratar con o sin discriminación horaria. Con cualquiera de estas tres tarifas de luz se puede contratar una potencia eléctrica de hasta 15 kW, subiéndola o bajándola en valores que sean múltiplos de 0,1 kW y que no excedan el valor máximo indicado en el boletín eléctrico de la instalación.

El número de kilovatios contratados va a determinar la cantidad de aparatos eléctricos que puedes usar a la vez sin que salte el interruptor de control de potencia (ICP), que es el dispositivo que mide la cantidad de potencia eléctrica que se está utilizando en las instalaciones de baja tensión o potencias inferiores a 15 kW. Para una empresa o industria se necesitarán potencias superiores a 15kW es recomendable la tarifa 3.0A, que tiene discriminación horaria dividida en tres periodos (punta, llano y valle) que varían en función de si es invierno o verano. Además, se puede elegir la modalidad de precio fijo o la modalidad de precio indexado. En la fija el precio se mantiene estable durante toda la vigencia del contrato. En una tarifa indexada se paga la energía eléctrica al precio real que se está vendiendo cada hora en el mercado eléctrico.

Nuestros especialistas te recomendarán la tarifa que mejor se adapta a tus necesidades y podrán realizar un estudio de forma gratuita para saber si tienes contratada la potencia que realmente necesitas. Puedes realizar tu solicitud de información aquí.